Libro;Mis memorias comunicacionales:

6.1._Jacqueline (…) Mi primer laboratorio y marca politica

Por Franklin Onésimo Tavárez Sánchez, MAM / MAE

Eran otros tiempos, la radio Valverdense apenas contaba con dos programas radiales de opinión, ambos audiencia hebdomadaria desbordada y coincidencialmente sabatinos, uno en Mao y el mío en Esperanza, al que llamé: Ermitaño Cuestiona e inspirado en la ermita estrené mi primer nombre artístico, con el que por años me llamaron generaciones reconocidas de mi medio iniciador de la opinión en la ciudad serie 33.

Desde la citada tribuna iniciamos la titánica labor de comenzar a proyectar un liderazgo local propiamente #EsperanceñoSoy, con el que fuimos creando una marca ciudad en política, a la par que lo hacíamos pariendo de a poco a las futuras camadas de comunicadores que hoy llenan los medios de mi pueblo y en el aspecto proselitista, ella fue mi primera marca.

Foto actual, nada qué ver con el ayer

Se trataba de una joven inquieta, llena de sueños, admiraba y querida en La Casa de la Máximo Gómez, la que visitaba con regularidad desde este pueblito, al igual que su otra compatriota de nombre Mirian, oriunda del distrito municipal Jaibón, Laguna Salada, ambas mantenían activo reformismo juvenil en la zona, con sus estilos y antagonismo perfumado que les permitió llenar toda una época.

La que muchos años después se convertiría en la Alcaldesa de Esperanza mostró madera y talento propio, los que proyectamos en la multimedia regional y ella, armadora en La Casa del Doctor, apostó al porvenir aún distante en el horizonte futuro.

La marca hoy, 2020

Nos reuníamos con frecuencia, lo mismo en mi humilde y pequeño bohío de madera del sector María Auxiliadora, con las flores y el café de mi amada esposa como testigos, que en la casa materna de aquella amiga de entonces ( ubicada en el extremo final del barrio Enriquillo), mucho antes de que en el entorno que existe ahora, erigieran otros barrios.

Se trataba de un afecto cuasi de hermanos, en tiempos en que el dinero no era la materia prima de los medios comunicacionales del interior y cuando iniciábamos las tertulias e intercambios de estrategias para la estrella Peña Sánchez ( en gestación ), era tal el ambiente de escacez financiera de ambas partes, como de puro el aire que se respiraba mientras ella ( sentada en su humilde cama y yo, en un recipiente bordeando la pata de su cama o a la inversa, en mi domicilio, debatíamos (…)

Esta historia continuará.

Nota: El autor es iniciador de la radio informativa y designado padre de la comunicación de Esperanza (Sala Capitular a iniciativa de J. Valenzuela )

Foto de ahora, que ta hay c jueves cucharas
Share This Article :

Related Posts

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: