Nuestra solidaridad con Sobeyda y Rafael Acosta tras fallecimiento padre en Laguna Salada. Audio.Editorial

 

Quienes hemos tenido padres buenos, cumplidores  y forjadores de valores, nunca nos acostumbramos a sus partidas físicas de nuestras vidas, por cuanto en estos tiempos de descomposición social, tener progenitores responsables es un lujo.

Es justo cuando fallecen estos troncos familiares que requerimos unas palabras de aliento, para hacernos caer en cuenta en medio de dolor, que el padre que ha cerrado los ojos NO HA MUERTO, sino que se nos ha adelantado para seguir viviendo en el corazón de los hijos, nietos y restante descendencia que deja vivos.

Son estas palabras las que remitimos a la ilustre educadora Lagunasaladense Soveyda Acosta, de sus compañeros docentes de UTESA, personal administrativos, alumnos, amigos en la vida de servicios, en momentos en que le duele el alma por el deceso de su amado Papá.

La solidaridad con  Soveyda, su hermano Rafael Acosta y el resto de esta batalladora familia de la Tierra del Guabay, nos da la certeza en la fe cristiana, de que desaparecido el cuerpo de forma física, habrá de brotar en cada uno de sus consanguíneos que aun le sobreviven, con decencia, fe, servicios y solidaridad, dicho lo cual solo nos resta decirle…PAZ A SUS RESTOS, vayan nuestras condolencias…HERMANOS…

www.franklinonesimotavarezsanchez.com

Share This Article :

Related Posts

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: