Mi carta a Don Tirso Muñoz, el ser humano

Por Franklin Onésimo Tavárez Sánchez, MAM./MAE

Hoy le escribo a Tirso Muñoz el ser humano, no al funcionario regional del Ministero de Educación, al que solo visité una vez y me recibió con los brazos abiertos y la ecuanimidad de siempre, recuerdo que fue a propósito de su juramentación y a buscar una información posterior de carácter académico y nunca más, pues a mis amigos suelo no tocarles cuando son funcionarios públicos, justo por mi tacto de nunca ligar amistad a favores estatales y por mi certeza de que cuando estimas a alguien debes darle libertad de ser y actuar.

Usted hoy concluye una etapa de tantas que ha escrito en la historia educacional, política y social  de nuestro Valverde y seguro estoy que seguirá aportando hasta el final de sus días, desde el que sea el rol que le asigne la vida, pues su legado ya está sembrado. Yo le escribo ahora que de seguro pudiesen escasear los afectos sinceros, en medio de una sociedad que en gran medida aplaude al funcionario, al que emerge, pues entiendo que unas palabras mías en este instante les son más importantes que las dadas por algunas que le posaron en sus roles de ente administrador de una área del Estado……

Hoy le pido una cita para tomarnos juntos una taza de te, le envío mis afectos a Doña Agustina, a su

La imagen puede contener: Tirso Muñoz

s hijos y nieto, reciprocando esos afectos que mi padre me inculcó hacia su persona, recordándole el valor que tiene para varias generaciones que le estimamos, pues seguro estoy que con la grandeza que siempre le ha caracterizado, asume usted la ola de movimientos constantes que nos llevan a ocupar diferentes espacios sin inmutarnos ni lamentarlo y que quien le sucede en el puesto ha de tener de usted el mismo afecto y entrega que su persona da a todos.

Reciba, hermano Tiro, mis afectos de siempre que comenzaron cuando me dio trabajo como portero en su colegio, que siguieron siendo estudiante de su instituto en Mecanografía, Redacción y Archivo y posteriormente cuando me prestó una de sus aulas para impartir clases de Locución- EL AFECTO ES PERSONAL en la diversidad…A cuidar salud, esposa, hijos, nietos y a seguir dando lo mejor de usted en estos años.

Franklin Onésimo Tavárez Sánchez

,Eterno-alumno, amigo de siempre del ser humano y el nunca buscador de prendas del funcionario

Share This Article :

Related Posts

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: