MIS VERSOS EN TIEMPOS DE SáTIRA

Te observé de lejos y de inmediato te deseé con golo.Me acerqué despacio y no pude menos que codiciar el amarillo con que cubrías tu cuerpo.

Mis manos te atrajeron hasta mi boca y no pude menos que devorarte con suaves mordidas, mientras tú no te resistías a que yo te saboreala.

Fue mágico el momento…No te imaginas cuánto disfruté de ti, MANGO MADURO…..

Qué pensaron, mal pensados? Dios los perdone por mentes amplias…www.franklinonesimotavarezsanchez.com

 

Share This Article :

Related Posts

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: