“ORIGEN Y EVOLUCIÓN DE NUESTRO MERENGUE”PRIMERA PARTE .Columna de José Valenzuela.AUDIO

descarga-conversaciones-en-fdggffgd

Por José Valenzuela///EPC DOMINICANA-MEDIOS

A continuación comparto con ustedes en el inicio de mi columna para el audio-periódico www.noticiarios,epcdominicana,edu.do mis  valoraciones-sobre el origen de nuestro merengue, pues existen varias hipótesis, aunque la más convincente y defendida por la mayoría de los facultativos de esa materia es la de que nuestro producto marca país se jose-valenzueladesprende de un ritmo cubano conocido con el nombre de Upa,, el cual se paseó por todo Latinoamerica, llegó a Puerto Rico y de ahí fue exportado a la República Dominicana a finales del siglo diecinueve y a principio del siglo veinte.
El famoso historiador y conocedor del folclore Dominicano, el fenecido Fradique Lizardo fue de los que sostuvieron esa teoría.

Lizardo defendió ese postulado agregando que merengue no era más que una parte del ritmo UPA, el cual tuvo una gran pegada para esa época y que se originó en La Habana, Cuba.

A su llegada al país el merengue enfrentó serias críticas, e incluso en el año 1975 el ex presidente Ulises Francisco Espaillat desató una campaña que atentaba con la existencia de ésta música, alegando que el contenido de su lírica era vulgar, por lo que la clase alta no la consumía y se quedaba en los extractos de menos poder adquisitivo.

jose-valenzuela-merenguerosA pesar de todo lo negativo que con mucha razón podamos atribuirle al dictador Leonida Trujillo, es a partir de su ascenso al poder que el merengue adquiere nueva dimensión, en virtud de los grandes aportes que éste le hizo al género y acabó con la estigmatizacion que se había desatado en su contra, de hecho el mandatario de ese entonces invirtió en los arreglos para que el sonido fuera mejor digerido y fomento la aparición de nuevos grupos merengueros, a los cuales sustentaba y los proyectaba en sus actividades proselitistas, tanto así que el músico y compositor Pedro N.Perez se inspiró en el mandatario y le escribió el tema “Seguiré a Caballo”, el cual sirvió como tema promocionar de su campaña en el 1942.

Es a partir del 1930-61 que el merengue alcanza niveles imaginables, obviamente que el poder del jefe se impuso y todos los artistas de la época iniciaron un gran movimiento de adhesión al tirano y las composiciones en alabanza al régimen no se hacían esperar, luego de la muerte de trujillo, la República Dominicana inicia una nueva era y los cambios se expresan en todos los ámbitos de nuestra sociedad y obviamente que el merengue no podía estar de espalda a esa realidad. ( de la revolución musical que marcó la caída del tirano, hablaré en la próxima entrega).

Espere nuestra segunda parte de este tema

Nota: El autor es dirigente de político y ha ejercido el Periodismo de corresponsalía y opinión por muchos años, habiendo sido propietario del desaparecido canal televisivo Telerumbo, Canal 33

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: