Máximo Muñoz Delgado, representa la grandeza y humildad de un militar

MIGUEL DE JEsús con jefe del ejércitoPor Miguel de Jesús Rodríguez///EPC DOMINICANA-MEDIOS

El Ministro de Defensa puso a vibrar a Mao al protagonizar un magno desfile militar y policial para honrar a los héroes y mártires de la gesta heroica de la Barranquita, su compromiso era patriótico y familiar ya que es nieto de uno de los combatientes.

El Cabo de nuestro Ejercito, Máximo Muñoz héroe nacional es abuelo paterno del Señor Ministro, cuando digo es, en tiempo  presente lo hago porque hombres como él, nunca mueren. El pasado domingo 3 de Julio las Fuerzas Armadas mostraron su poderío.

La noche anterior es decir el sábado un concierto con artistas del nivel de Fausto Cepeda, Alicia Baroni  entre otros fueron llevados al parque central Amado Franco Bidó  por el Señor Ministro, pero fuera de este gesto de reconocer a nuestros héroes  como nunca antes se había hecho quiero resaltar algunas cualidades que lo adornan.

Sincero ,siempre muestra una actitud justa pues no mira el rango para tratar a los militares, a los civiles los trata con respeto sin valorar su clase social, púes para él lo más importante es la consideración al ser humano.

Tiene un Corazón sensible y al mismo tiempo fuerte para defender sus ideales de libertad y soberanía nacional, hombre servicial que no da la espalada a los que sufren, no es mezquino y tiene la capacidad de reconocer los meritos ajenos.

Es dueño de una riqueza interna la que usa como sustento espiritual de los que tenemos el privilegio de estar a su lado, es incapaz de dañar personas, su vida militar es un libro abierto lleno de hojas que al leerlas encontramos lecciones de honestidad y dignidad.

En la actividad del parque más de 3 personas me preguntaban ¿Cuál es el jefe de las Fuerzas Armadas? Pues él, se confundía entre los soldados, llega a los lugares sin aparataje, camina como cualquier ciudadano y a todos regala un abrazo o un fuerte apretón de mano.

Los ojos de mi madre brillaron cuando el se levantó de su asiento para inclinarse hasta alcanzar una de las mejillas de mi progenitora y después de besarla, acariciar su pelo blanco. Dios le ha permitido hacer de su vida un templo de amor y desde el altar de lo sagrado cubrirnos con su Alma.

Hoy escribo de un hombre de metas definidas y objetivos claros, del esposo, padre, amigo, hijo y militar ejemplar que sin ofender o levantar la voz se hace respetar, hoy al terminar el Momentito de la semana, afirmo que el Señor Ministro de Defensa, Teniente General Máximo Muñoz Delgado, representa la grandeza y humildad de un militar.

Autor Miguel De Jesús Rodríguez///Locutor y Abogado Dominicano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: