Una biografía al amor y al matrimonio de donde surgieron mi primer hijo y el segundo


familia...mi familia completa -foto viejaPor Franklin Onésimo Tavárez Sánchez, M.A.M.

En Esperanza.-A continuación comparto una auto-biografía a mi matrimonio y a mi primer hijo, cumpliendo una encomienda que me ha solicitado mi descendiente mayor que lleva mi mismo nombre, el que a su vez ha recibido la asignación por parte de su maestra de Español en la Universidad, donde cursa estudios de magisterio.

Que cómo conocí a su Madre?:

Eran mis tiempos de dirigente católico de la Pastoral Juvenil, en cuya ocasión fungía como miembro de la Comisión Parroquial de Nuestra Señora de la Esperanza e iba a formar grupos, así como a darle seguimiento a estos. Justo en esas labores visitaba un equipo que funcionaba en el sector María Auxiliadora de Esperanza, del cual eran parte las adolescentes Yolanda y Nancy.

En mis labores de evangelizar siempre visitaba a Santos Mañón García padre, por ser amigo de su hijo del mismo nombre y a quién le había preguntado si conocía una muchacha seria que fuera candidata para matrimonio y él me dijo que un amigo suyo llamado Jaime tenía cuatro hijas y dos sobrinas de seriedad probada, pero que era exigente y fue justo cuando me enteré que se trataba de la misma familia de las dos integrantes de Pastoral Juvenil Yolanda y Nancy, tras cuyo domicilio las acompañé al salir de una reunión de la agrupación católica antes indicada.

Acontece que posterior a observar las seis elegantes jovencitas, puse mis ojos y  atención en María, la tercera de seis hermanos, a quien comencé a cortejar cada fin de semana cuando bajaba desde Santiago a mi natal Esperanza, pues para esos tiempos residía en la urbe corazón por motivos de estudios universitarios. Recuerdo que tras serenatas interminables, inversiones en flores  que me asemejaban a un jardinero y la paciencia de Job, cuando Mayo de 1991 se partía por la mitad me dio el Sí que me dejó felizmente prisionero de sus besos y desde entonces disfruto el privilegio de su amor y compañía.

Tras un noviazgo de tres años y en medio de la vigilancia, cual centinela, en nuestra -COMEDERA DE GALLINA-, por fin unimos nuestras vidas un día antes de su cumpleaños, pues quería regalarle la luna de miel  teniéndola en mis brazos y ante el dulce yugo del enlace matrimonial por lo civil. El sí acepto, lo pronunció mi amada María Mercedes el 16 de abril del 1994 en las instalaciones del antiguo Club Alegría Juvenil de Esperanza, en medio de un gran espectáculo nupcial que contó con quince parejas de damas y chambelanes, un gran desfile, balls, merengues y melodías únicas, además de las voces de Saúl y Benny Rodríguez, junto a los cuales un público excelente nos servía de testigos.

Nos mudamos en nuestro humilde domicilio del Sector Buenos Aires, mientras ella se desempeñaba como operaria Industrial y yo en rol de Auditor interno de Calidad, todavía para ese entonces estudiando en la universidad cotidianamente viajando a Santiago tras la jornada de labores y antes de que en Mayo de 1998 la cigueña nos premiara con  un encargo que nueve meses después – en  Febrero 12- vendría al mundo para cambiarnos la vida.

Era medio día, la Clínica del Doctor Alfredo Muñoz (entonces ubicada frente al Parque José Ramón Luciano ) fue el pesebre escogido para que mi primer hijo nos llenara de alegría y tras un parto sin traumas extraordinarios mi esposa partió a casa con unos familiares y yo, muy por el contrario me quedé detrás con destino a la oficialía civil para declarar de inmediato a mi primogénito, al que bauticé con mi mismo nombre: FRANKLIN ONéSIMO TAVáREZ , al que años después le daríamos su único hermano que denominamos Franklin Anderson.

Resultado de imagen para familia unidaA la pregunta de Franklin Onésimo de que cómo nos sentimos con el embarazo y su nacimiento, la respuesta es obvia:-Dichosos, preocupados, pero felices inmensamente por el fruto de este amor que al momento de redactar estas líneas  va rumbo a cumplir 22 años con papeles firmados más tres de noviazgo sublime y puro que en total constituyen 25  primaveras de dar y recibir pureza de sentimientos, poseyendo una familia que es el orgullo mío y de María, la que creemos nuestro mayor tesoro.

Han sido años de duro esfuerzo y búsqueda de la superación profesional y mi amada María Mercedes ha alcanzado dos títulos de Locutora y Licenciada en Mercadeo,  desempeñándose como gerente administrativa y docente de nuestra pequeña empresa familiar, mientras que un servidor ha logrado media docena de titulaciones superiores en contabilidad, administración de empresas, Mercadeo, Educación, Comunicación y áreas afines, tanto a nivel de Licenciatura, Habilitación y Maestrías, ejerciendo de cada unas una media muestral, mientras sazono mis sueños y mi superación no se detiene, escrito todo lo cual, solo me resta esperar que esta narrativa cumpla con los requisitos solicitados por la maestra de mi hijo, la que hemos titulado:

Una biografía al amor yResultado de imagen para familia unida al matrimonio de donde surgieron mi primer hijo y el segundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: